Search
miércoles 20 junio 2018
  • :
  • :

La pesadilla que vive una mujer mexicana por haber dado a luz en un baño

Dafne McPherson quedó embarazada pero, por una enfermedad que padecía, solo se enteró en el mismo momento del parto. Su bebé murió y ella lleva dos años peleando con un sistema judicial que la condenó por asesina.

Dafne McPherson lleva dos años detenida en la cárcel de Querétaro, en México, y está condenada a 16 años de prisión por el asesinato de su hija recién nacida. Foto: Pixibay

Édgar y Edna McPherson contaban con tener a su hija Dafne en casa para Navidad, pero el Tribunal Superior de Justicia de Querétaro (México) no lo permitió. Por ahora, Dafne McPherson continuará detenida en la cárcel de Queretaro, en donde está desde febrero de 2015, cuando dio a luz en el lugar en que trabajaba sin saber que estaba embarazada y, en cuestión de horas, terminó con una investigación a cuestas por el homicidio de su bebé.

“A punto de morir desangrada y sin conocimiento, la mujer tardó en llegar a un hospital más de dos horas. La defensa de McPherson dice que Liverpool (una cadena de tiendas en todo México) no permitió el acceso a la Cruz Roja a sus instalaciones y solo dejó que personal médico privado atendiera a su empleada. Según sus abogadas, los sanitarios privados en ningún momento sacaron a la recién nacida del inodoro y no hicieron nada para acabar con la hemorragia de la mujer. Cuando Dafne fue trasladada a un hospital público, ya iba escoltada por la policía. Para entonces, la bebé había muerto ahogada en el váter (sanitario)”, relata el diario El País de España en un extenso reportaje sobre este tema. 

Dafne McPherson, madre de una niña de 7 años, El parto la dejó desgarrada y con shock hipovolémico, perdió el conocimiento. Nadie atendió a la bebé. Fue investigada y llamada a juicio por homicidio doloso. Es decir, para la Procuraduría (Fiscalía) mexicana, la mujer tenía plena intención de asesinar a su hija recién nacida. Por eso fue condenada a 16 años de prisión y este diciembre, la esperanza de su familia era que el Tribunal de Querétaro analizara el caso y le devolviera la libertad, lo cual no ocurrió.

El Tribunal ya había discutido un recurso para liberar o no a McPherson el 24 de noviembre, justo un día antes del Día Internacional Contra la Violencia Contra la Mujer, y además había recibido un amicus curiae de más de 400 mujeres clamando por su libertad. “Todas coinciden que en el caso de Dafne no sólo estamos ante una injusticia, ante un abuso del derecho, sino también de una decisión que está basada en estereotipos de género”, le dijo entonces al portal Animal Político la abogada de McPherson, Karla Michel, de la organización Grupo de Acción.

Para los magistrados del Tribunal de Querétaro, era imposible que Dafne McPherson no se hubiera dado cuenta de que estaba embarazada. Su defensa ha explicado hasta la saciedad que ella fue diagnosticada con hipotiroidismo, que aun con el embarazo siguió teniendo periodos irregulares, que el aumento de peso era también efecto de su enfermedad, y que ningún médico advirtió su estado. Los togados, sin embargo, insistieron en que ella debía saber que llevaba un hijo en su vientre. Y por eso, insisten en que el día del parto la bebé murió porque su madre así lo quiso. 

(Puede interesarle: Matan a fiscal que investigaba asesinatos de mujeres en México)

La defensora de Dafne McPherson, sin embargo, ha reiterado que este es un caso cargado de prejuicios, empezando por el ampliamente cuestionado “instinto materno” que, ha dicho la justicia de Querétaro, McPherson ignoró para acabar con la vida de su hija. “Dafne está presa porque según la fiscalía y los jueces de Querétaro, no actuó con base a su instinto materno, porque no reaccionó como tenía que haberlo hecho según su estereotipo. Un parto fortuito, espontáneo, yo no lo controlo. En ese momento ella tuvo a su hija en el baño pero no decidió parir ahí”, le dijo la abogada a El País.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *